Roberto Balaguer: El guardián de la generación Touch

Roberto Balaguer: El guardián de la generación Touch

Desde los comienzos de Prisma ya te veníamos contando algo del uruguayo Roberto Balaguer en “adultos en onda”https://prismadigital.com.ar/adultos-en-onda/pensar-las-nuevas-tecnologias-por-roberto-balaguer/

El especialista en ciberseguridad llegó a Misiones hace unos días por la semana de las TIC´S con su ponencia sobre los celulares, esos pequeños distractores.
Roberto comenzó preguntándole a su auditorio, (un bello auditorio con niños y adolescentes muy efusivo y participativo), qué redes sociales utilizan: los más jóvenes respondieron Snapchat e Instagram, los adultos Facebook y Twitter. Respecto a Facebook, solo el 11% de los chicos lo usan, porque al estar minado de adultos, (sus padres, abuelos, tres generaciones), deciden migrar a otras redes.
Nos contó que desde los seis meses hay bebés a los que los padres les compran “shut up toys”: juguetes para que te calles. O los heredan. Les preguntó a los chicos por qué creen que los padres les dan estos juguetes a los chicos y una niña muy convencida dijo “¡para estar en paz!” provocando la risa de todos.
Lo cierto es que muchos padres quieren tener más tiempo, pero juegan un 40% menos que antes con sus hijos. (Los chicos que están todo el día con el celu o la compu, la Tablet, sufren de obesidad y sedentarismo). El lenguaje se pierde. Cada vez contamos menos historias a los chicos.
 Le preguntó a los estudiantes si estudian con el celular al lado y muchos respondieron que sí. A lo que Balaguer respondió que ese es un problema, porque el celular distrae y el cerebro se tiene que reiniciar a cada rato, como un GPS “recalculando…”se pierde tiempo y concentración. Nosotros debemos dominar a los celulares. No ellos a nosotros.
Dijo que los usuarios comunes hacemos clic 2500 veces al día, esto equivale a más de 40 minutos de nuestras vidas por día, que perdemos.
El problema surge cuando los chicos se contactan con desconocidos por las redes. Porque según investigaciones, el 55% ha tenido contacto con extraños y cuando tienen una duda o problema, en lugar de recurrir a un adulto, recurren a Google para encontrar la respuesta. El auditorio intervino en este tema y dijo que es porque tienen miedo de que los padres se enojen, o porque quieren ver si pueden solucionar solos este inconveniente.
Balaguer habló de los tipos de padres que existen en la actualidad: los Homero Simpson, que no entienden nada de tecnología y andan distraídos, los que entienden a medias y los superprotectores y controladores.
Después están las madres que muestran todo lo que hacen sus hijos, sin pensar cuánto los perjudican, porque esas fotos quedan en las redes y los chicos las usan para hacer bulling. Con las fotos que subimos a las redes podemos hasta perjudicar su futuro laboral.
Tenemos que respetar a las personas y pensar antes de subir una foto a las redes sociales. Está comprobado que muchas malas decisiones se toman cuando están en grupo. Si estamos solos pensamos bien y no subimos fotos para dañar a nadie. Hay contextos emocionales diversos. Subir fotos o videos estando alcoholizados tampoco es beneficioso. Debemos tener cuidado con enviar fotos que nos comprometan. Muchos suben fotos (en ropa interior o provocativas: sexting) a las redes para evitar la soledad, para ganar más likes, más amigos, seguidores, el halago. Después se arrepienten. Efecto audiencia: sacar fotos para sus seguidores.
Balaguer le preguntó a los chicos si hay youtubers o gamers en la sala, por supuesto que había. Y muchos tienen canales, con seudónimos, para que no los identifiquen y demostraron que saben cómo cuidarse al evitar decir sus domicilios nombres verdaderos, exhibir sus casas. Otro tema actual es que la mayoría de las personas no recuerda más de 15 números de teléfono, y tienen la memoria en modo de GPS. Esto se debe a un descentramiento cognitivo. Muchas veces estamos en las redes y nos ponemos a ver un video de Youtube y cuando nos dimos cuenta estuvimos dos horas mirando videos que ni nos interesaban porque la reproducción es automática. El Instagram lo tenemos para ver que están haciendo nuestros amigos o para el cholulaje, para saber cómo viven los famosos. Es una vidriera, donde hay fotos expuestas. Los adolescentes los siguen. De Snapcaht lo instantáneo es lo que los atrapa.
 Tenemos que tener cuidado con el grooming. Donde los adultos se hacen pasar por otra persona para encontrarse con los niños. Como norma de prevención, sugiere nunca ir solo a estos encuentros, y desde el primer momento decir no al desconocido. Todo pasa por la toma de decisiones. Como por ejemplo el juego del “momo”. Donde existe un número que es de Japón y si el chico le agrega a sus usuarios, recibe mensajes aterradores, con insultos y demás, que pueden provocar suicidio en los chicos por el miedo. Los chicos que más caen en estos juegos son los que no tienen una conducta o un carácter fuerte, los que son solitarios. Las redes no son ara cualquiera.
El celular tiene usos emocionales. Los chicos muchas veces se aburren cuando les sacan el celular o no hay wifi. No saben como jugar, les viene un aburrimiento y vacío. Tienen una app para todo. Quieren que todo sea resuelto rápido. Estamos sobrevalorando la era digital. No saben del mundo analógico. Los chicos cada vez postergan más las salidas de sus casas y las decisiones de autonomía.
Hoy consumimos información diaria de 9 DVD, somos bulímicos informativos. ¿A quién dedico mi tiempo? Círculos de muchos amigos, pero sin conexión entre miembros de la familia. Los celulares son puertas de entrada y salida a la vez.
Desde Prisma quisimos preguntarle también sobre otros temas:
Balaguer: “Los celulares hoy nos atraviesan a todos y no solo una cuestión de chicos, creo que es una cuestión de toda la población, que está muy fuertemente pegada al celular, donde se converge en más utilidades, donde cada vez hacemos más cosas con el celular, dependemos más de ellos, y bueno…Pero también está bueno reflexionar sobre qué decisiones tomamos en el día a día con los celulares con los diferentes entornos a los cuales nos llevan los celulares ¿no? De alguna forma hay algunas situaciones que conllevan cierto riesgo y muchas conllevan oportunidades. Tratar de reflexionar sobre eso siempre es bueno para tratar de que la tecnología se ponga al servicio de nuestra mente y no poner nuestra mente al servicio de la tecnología, que es lo que a veces lamentablemente sucede.”
“Poder aprovechar al máximo la tecnología la vida en sí mismo, la tecnología forma parte de la vida cotidiana y cómo la usemos, como la utilicemos, que lugar le demos, va a ser por las distintas experiencias que vivamos, sean más placenteras, más riesgosas o más plena de oportunidades, pero hay muchas decisiones de las personas. Yo trato, como formación de psicólogo que tengo, de poner énfasis en lo que podemos hacer las personas con la tecnología.”
“Respecto a los suicidios de los chicos, que causaron juegos como la ballena azul y el momo: Estos desafíos ponen en la mesa algunas cuestiones importantes, primero que nada, es el enorme desconocimiento que tienen los padres respecto a las actividades de los hijos. Y eso se da, yo no tengo cifras de Posadas Misiones en particular, pero esto se da en forma muy similar en distintas partes del mundo. Lo otro es, los celulares, las redes sociales son puerta de entrada para llegar más lejos y hacer llegar otra gente a nuestras viadas. Uno ahí toma decisiones: a quién quiere dejar entrar y a quién no. Deja entrar algunos sujetos como es el caso concreto de este juego momo, donde uno de alguna manera tiene que habilitar ese contacto, bueno, sabe que está asumiendo determinados riesgos que obviamente hay una tercera variable que va a depender mucho de la personalidad del chico en cuestión. No cualquier chico se engancha con estas cosas, participa de estas cuestiones, por eso de vuelta, volvemos al punto uno: la importancia de que los padres y los chicos tengan un diálogo, tengan confianza y pueda saber lo que hace su hijo tanto en su vida analógica, material, como en su mundo digital.”
“Esta generación la llamamos “APP dependiente”, es decir, los millennials un poco en broma, un poco en serio a veces se plantean como que bueno, para cada problema tiene que haber una aplicación para que lo puedan resolver y sino había que generarla o es una buena oportunidad para hacerlo y tiene una parte que es cierta pero también hay otras dimensiones quizás de la vida que no son tan sencillas de llevar un algoritmo y que indican muchas otras habilidades y casualmente alguna de ellas llamadas blandas, que cada vez en realidad son más duras para este mundo.”
P:¿El celular puede ser un elemento didáctico en el aula?
B: La respuesta políticamente correcta es sí. La respuesta más acertada desde el punto de vista científico sería no. Porque en realidad el celular es un gran distractor, el celular está muy asociado a lo social a la comunicación y ese no es el paradigma de la escuela, ahora, eso no quiere decir que no se puede usar puntualmente como un enorme motivador, como un factor interesante para que algunas actividades que son aburridas se vuelvan divertidas, y ni que hablar de la búsqueda de información y la curación que no es el celular, sino que es internet y la posibilidad el celular de conectarnos con toda la información disponible en el mundo. Cuando a veces decimos los chicos cada vez tienen celulares o tecnología más chicos, ya los chicos están saliendo a comprar celulares desde los 6 meses. Lo cual si eso sucede acá en Posadas me encantaría tener algún relato. Yo calculo que debe haber algún adulto que medie esa compra o la herencia, porque ya a esta altura los celulares ya ni siquiera se compran, se heredan, es decir, van quedando en desuso y se utilizan como dice la industria americana “shut up toy”. Un jueguito para que te calles. La tecnología digital, la primera función que cumple es entretener al niño, liberar al adulto, la gran pregunta seria liberarlo para qué. ¿Para perder el tiempo en las redes sociales?
P: ¿Qué mensaje le das a los lectores de Prisma?
Los chicos que se cuiden disfruten, aprovechen que sean cautelosos, que se cuiden en el mundo material pero también en el mundo digital.
Un orgullo tenerlo en Misiones! Volvé siempre Roberto!!!
 Curriculum de Balaguer:
Doctorando (UBA, Argentina).
Mágister en Educación (Univ. ORT, Uruguay).
Psicólogo (Universidad de la República, Uruguay).
Posgraduado en Psicología (Univ. Minnesota, EEUU).
Posgraduado en Psicoterapia Psicoanalítica de Niños y Adolescentes (Clínica UNO, Uruguay).
Posgraduado en Psicoterapia Psicoanalítica de Adultos (Clínica UNO, Uruguay).
Experto en TICs y Discapacidad (Fundación Free/ Universidad Católica del Uruguay/ Universidad Córdoba, España).
DOCENCIA
Ex Docente universitario en  Facultad de Psicología de la  UDELAR (Universidad de la República).
Docente universitario en posgrados de Educación (Diploma y Maestría en Orientación Educativa) en la Universidad Católica del Uruguay.
Docente universitario en Maestría en Tecnología Educativa en CLAEH (Centro Latinoamericano de Economía Humana).
ACTIVIDAD LABORAL
Consultor en distintas temáticas vinculadas a Tecnología, Educación y juventud.
Ha participado en la capacitación del Plan CEIBAL (OLPC en Uruguay) invitado por la Comisión de Educación del Plan Ceibal y también como parte del equipo técnico de la Universidad Católica del Uruguay.
Ex- Asesor en educación para Plan CEIBAL (OLPC en Uruguay 2012, 2013).
Ex Investigador del Sistema Nacional de Investigadores (ANII).
Con veinte años de experiencia en instituciones educativas, se desempeña desde 2008 como Director del Programa Link.spc (TICs y Educación) en St. Patrick’s College,
¡Compartí esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Comentá la nota!

#SEGUINOS EN INSTAGRAM
#Seguinos en Instagram