Vos decidís!

Vos decidís!

¿Sabés cuántos chicos mueren en accidente de tránsito por no usar el cinturón?

Si un auto choca a 30 km/h, el niño suelto impacta a esa velocidad contra los asientos, otros ocupantes, el tablero o el parabrisas. Chocar a esa velocidad, energéticamente equivale a una una caída desde un primer piso de un edificio (a 60km/h es como caer de un quinto piso de un edificio) . Esto describe claramente las lesiones que podría sufrir ese niño; (que si no hacés caso podés ser vos), desde fracturas de cráneo y cuello, hasta de columna.
Los chicos tienen una estructura muscular y ósea diferente a la de los adultos. Sin embargo, la mayoría de los vehículos están diseñados para el transporte de personas adultas, por lo que se hace necesaria la utilización de elementos extras de seguridad, como lo son los sistemas de retención infantil (SRI).
El comportamiento del cuerpo de un niño durante un accidente no es el mismo que el de un adulto. Si viajás suelto y sin ningún tipo de retención, tu cabeza actuará como una punta de flecha y será lo primero que impacte contra el parabrisas del vehículo o salir despedido.
A un niño ajustado con un cinturón de seguridad de 3 puntos, la parte que debería ir sobre la clavícula y el hombro, le va a quedar a la altura del cuello. En un siniestro, ese cinturón se tensa y hace de pivote al cuello del niño, generando potenciales lesiones que podrían causar la muerte o cuadriplegia. Muy triste.
En un caso igual al anterior, además esta el riesgo del “submarining”, en el que la faja del cinturón que debería ir calzada en la pelvis, en los niños llega al abdomen (área plana del cuerpo). En caso de choque puede provocar fractura de columna en la zona lumbar o hasta una ablación del abdomen con las consecuencias que ello conlleva.
 El uso del cinturón de seguridad y de los SRI es obligatorio para todos los ocupantes de un vehículo, en cualquier trayecto (bien sea corto o  largo) y en cualquier vía (urbana o interurbana).
 · Es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y su uso ha salvado miles de vidas. Según diversos estudios de la Unión Europea, abrocharse el cinturón de seguridad cuando se viaja en un vehículo salvaría la vida a más de 7.000 personas cada año.
 · Protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas.
 · Su uso en los asientos traseros es fundamental. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante  de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros se multiplica por ocho.
*El airbarg no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria.
*Un choque frontal a 80 km/h sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado la muerte o lesiones graves.
 *El traslado de los menores en los vehículos es responsabilidad de los adultos.
Ahora ya lo sabés. Ponete las pilas! y hacele acordar a los adultos también.
Gracias Mariano Teixeira por la ilustración.
¡Compartí esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Comentá la nota!

#Seguinos en Instagram