Garantizar salud, visibilizar e incluir

Garantizar salud, visibilizar e incluir

Garantizar salud, visibilizar e incluir

 

Madres de niños con Síndrome de Down celebran la ley de atención integral

La provincia, en su dedicación por generar políticas públicas de inclusión, aprobó recientemente una ley que busca garantizar la atención e inclusión de las personas con síndrome de Down. Proporcionando asistencia integral en salud y los recursos necesarios, para potenciar sus competencias intelectuales, laborales, emocionales y habilidades sociales, a fin de que lleven una vida plena y concreten proyectos de forma independiente y de calidad.

“Un proyecto de esta magnitud en la agenda política es un gran avance” expresó Liliana Allosa, mamá de Renata una niña de 3 años con el síndrome.

Y celebró además que la ley aprobada contemple el acompañamiento en educación y en ámbitos laborales, “la complicación por lo general es social, si bien somos mamás con un poco más de agenda, de terapias, médicos, especialistas, y demás, en la sociedad están las principales barreras. Por eso, que la ley hable de educación y de trabajo es muy importante, porque abre una puertita para ayudarnos a lograr una real y completa independencia de nuestros hijos”.

En este sentido, cabe destacar que dentro de los objetivos de la ley, los principales que Allosa menciona, son “promover la inclusión educativa a través de estrategias pedagógicas diversificadas, la asignación de recursos y de profesionales especializados a los estudiantes con síndrome de Down; fomentar y garantizar la inclusión laboral tanto en el sector público como el sector privado, a través de políticas activas”, expresa la ley.

La inclusión en los ámbitos educativos y laborales aumenta las posibilidades de las personas, en general, a desarrollar sus potencialidades, y esto beneficia a la sociedad en su conjunto. Al mismo tiempo, la diversidad es una realidad, y puede ser una verdadera fuente de enriquecimiento del sistema educativo misionero que promueve la inclusión a través de estrategias pedagógicas centrada en las personas, adoptando las medidas necesarias para que el alumno aprenda y participe en igualdad de condiciones. Es importante resaltar además, que Misiones sancionó la Ley de Educación Inclusiva que asegura el ingreso, la permanencia y el egreso del estudiante en los diferentes niveles y modalidades, y que con esta nueva legislación, se suma la asistencia y el acompañamiento de profesionales especializados a los estudiantes con síndrome de Down que lo requieran.

Por otra parte, la participación en el mercado laboral, es uno de los objetivos fundamentales del la ley, que busca garantizar la inclusión laboral de las personas con el síndrome de Down, tanto en el sector público como el privado a través de políticas de inserción y estabilidad laboral.

La iniciativa, propulsada por el Presidente de la Cámara de Representantes Carlos Rovira, además promueve la creación de centros de desarrollo integral en Posadas, Oberá, Eldorado e Iguazú. Garantiza la detección temprana y tratamientos acordes, y busca eliminar cualquier tipo de discriminación en todos los ámbitos de la sociedad.

Informar y sensibilizar a la comunidad sobre esta condición genética

Se estima que cada año en argentina nacen 1200 niños con síndrome de Down; se trata de una condición genética originada por una alteración cromosómica que se produce por la presencia de un cromosoma extra, en el par 21 de la constitución genética de la persona, y que puede causar afecciones asociadas. Esta alteración se produce al momento de la concepción, como consecuencia de la presencia de un cromosoma extra, las células de la persona tienen 47 cromosomas con 3 cromosomas en dicho par, cuando lo habitual es que sólo existan dos.

No es una enfermedad, es una condición de vida que tiene la persona, y que con la asistencia interdisciplinaria y el acompañamiento a las familias de la misma, ésta puede desarrollar de manera significativa sus competencias y habilidades y desenvolverse en la vida de manera autónoma.

¡Compartí esta nota!

¡Comentá la nota!

Seguinos en @dossierprisma