Marandú y la conectividad de las escuelas de Misiones

Marandú y la conectividad de las escuelas de Misiones

Marcelo Rodríguez, presidente de Marandú Comunicaciones, nos contó sobre el proyecto de conectividad en casi dos mil escuelas urbanas y rurales de la provincia de Misiones.

Nos explicó que *Marandú es la empresa de comunicaciones del estado provincial, se encarga fundamentalmente de construir los troncales de fibra óptica por la provincia para que internet pueda llegar a todas las localidades y “así podamos tener a los misioneros conectados que es tan necesario, hoy más que una necesidad es un derecho de todos poder contar con conectividad. En ese trabajo estamos por encarar un plan muy ambicioso que es la conexión de todas las escuelas de gestión pública. Hay un plan nacional que es el plan nacional de conectividad escolar que lleva adelante Educ.ar:  https://www.facebook.com/portaleducar/ para el Ministerio de Educación de la Nación. Educar, es una empresa del estado nacional y Marandú Comunicaciones, una empresa del estado provincial. Vamos a hacer firmar un contrato por el cual vamos a conectar casi dos mil escuelas en la provincia, en los diecisiete departamentos. Este es un proyecto de un año y medio de ejecución; que va a comenzar efectivamente los primeros días de junio. Según las últimas charlas, el 16 de Mayo estaríamos firmando el contrato para iniciar este trabajo. Esta conectividad de escuelas es para uso pedagógico porque está pensado para que en las escuelas haya un mega cada diez alumnos y en cada dos aulas haya un punto de acceso a WiFi. De esta manera no solamente se da conectividad en la escuela, sino que se distribuye esa conectividad, dentro de la escuela. La capacidad de mega de una escuela va a estar dada por la matrícula, si tenemos 400 chicos estamos hablando de 40 megas, la matrícula dividida por turno, en el turno que tenga más alumnos. Se va a para poder bajar información para que se trabaje con las computadoras de conectar igualdad que van a tener los chicos, o los cuadernitos digitales, los teléfonos celulares, con los celulares, con los smartphones que nos permiten trabajar en el aula: ahí ya queda a la imaginación y al criterio de los profesores, cómo pueden hacer en forma lúdica o creativa, transmitir la enseñanza. Desde Marandú, le vamos a dar las herramientas para que se pueda desarrollar eso. Estaríamos terminando el 2019 con todas las escuelas conectadas. Es un trabajo que nos va a llevar meses pero que lo estamos planificando, para ello vamos a utilizar redes de fibra óptica que ya tenemos, tenemos que hacer redes inalámbricas y despliegue de WiFi en toda la provincia. Lo importante es que, si hacemos infraestructura para llegar a un paraje, a una localidad, no solamente vamos a conectar la escuela, vamos a conectar a la municipalidad, al CAPS, a la delegación del IPS y al Registro de las Personas, también vamos a articular con el prestador de comunicaciones locales, porque hay muchos prestadores de Internet en toda la provincia, articularemos con ellos y ellos también a través de todas estas estructuras, darán el servicio a los hogares. Porque Marandú es mayorista, no da Internet a la casa del abonado, como puede ser una empresa: vendemos internet mayorista, le vendemos a la empresa de telecomunicaciones que puede ser una cooperativa, un cableoperador o un proveedor de internet. Ellos distribuyen en cada localidad, no competimos con ellos, sí le facilitamos la estructura para que el misionero esté conectado. En el caso de la escuela sí. Vamos a llegar directo, conectamos el estado provincial también, conectamos los ministerios, las empresas del estado, los hospitales, así como conectamos la escuela, ese es nuestro objetivo. Es el norte.”
Nos recuerda Marcelo, que “las escuelas son primarias y secundarias, el proyecto nacional provee a las de gestión pública, pero por una decisión de la provincia podemos conectar a los de gestión privada.”
Los que conocen las escuelas rurales saben que la escuela es el centro de todo en los parajes: “un paraje en una zona rural, estamos trabajando con un paquete de inclusión digital para las zonas rurales, vamos a poner una antena WiFi también que permita dar internet a los vecinos. Si no hay una empresa de comunicaciones, hasta que se forme alguna en el lugar, alguien tome el desafío, Marandú Comunicaciones igual lo va a dar, porque también debemos asegurar que les llegue a todos, porque independientemente de la zona geográfica y los prestadores que haya, les tenemos que asegurar la conectividad. Buscaremos la manera.”
Respecto a las escuelas que ya conocen el funcionamiento de Marandú, (pues a través del Ministerio de Educación de la provincia, trabajan con las escuelas técnicas con la plataforma Flipped classroom), por medio del proyecto de aula invertida. “Es un sistema Off line y Online, porque con la dificultad de la conectividad, que ahora vamos a solucionar, se puede trabajar online y luego se sincroniza cuando alguien no tiene conectividad. Nace como un plan piloto y se empieza a trabajar con todas las escuelas técnicas. Pero lo que está proyectando educación, es que este proyecto se extienda a toda la educación misionera porque es un proyecto de todo el gobierno educativo de la provincia de Misiones, ahora sí, como hay que ir haciendo los primeros pasos, mejorando el sistema, es un proyecto que cambia la mentalidad. Lo que propone el aula invertida es que los profesores “levanten” videos al aula invertida que pueden ser propios o ajenos, para que a través de un video, se enseñen los conocimientos y se dé la parte teórica de lo que se trabajó en clases así el alumno antes de llegar a la clase, ve ese video, que generalmente son cortitos y vuelve a la escuela para realizar la práctica, entonces se refuerza y se centra la explicación del profesor en ese trabajo, se aprovecha más el tiempo en las aulas.
La conectividad llegaría a todos los chicos de Misiones: esto provoca una alegría enorme, porque yo, además de funcionario soy padre, tengo dos chicos: una nena de cuatro años y un chico de trece años, entonces sé lo que les produce hoy utilizar la tecnología, no basta con tener el dispositivo, hoy quieren estar conectados a internet y tener sus propias creaciones. Hoy el chico no es solo un consumidor, es un prosumidor. Produce cosas y eso lo sube a las redes y lo comparte. Esto es una igualdad de oportunidades, no importa el lugar geográfico de la provincia y eso les da cierta integración a todos y esto nos llena de alegría, que desde el estado provincial, podamos estar canalizando estas actividades que vamos a permitir mejorar la educación pero también la recreación, el sentimiento. Uno tiene cierta conciencia de esto, pero hay cosas de las que uno ni se imagina que van a producir. Recorriendo chacras, me encuentro con que hay lugares donde para poder hablar por teléfono, hay que colgar el celular en un árbol porque ahí tienen conectividad. Cierta idea se tiene, pero seguramente cosas que no pensamos se van a generar cuando la conectividad llegue a todos los lugares.”
Como acabas de leer y como lo dijimos muchas veces desde Prisma, el chico del interior va a tener acceso también a la primera revista digital para niños, por lo que compartimos esta alegría.
(*Marandú es un término guaraní que significa noticia en español)
¡Compartí esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Comentá la nota!

#SEGUINOS EN INSTAGRAM
#Seguinos en Instagram