Recomendaciones frente al clima extremo para cuidar la salud.

Recomendaciones frente al clima extremo para cuidar la salud.

Recomendaciones frente al clima extremo para cuidar la salud.

Ante el intenso calor que se registra en la capital misionera, desde la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano brindan una serie de recomendaciones, ya que en esta temporada aumentan los efectos asociados a la exposición al sol y a temperaturas ambientales extremas como golpe de calor, la insolación, la aparición de lesiones dérmicas, y las enfermedades diarreicas agudas.

Hay que tener en cuenta que puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los niños, los mayores de 65 años y aquellos que tienen enfermedades crónicas y requieren medicación diaria.

El golpe de calor es definido como el aumento de la temperatura corporal (por encima de 39,4 a 41º C) por una exposición prolongada al sol o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, con la consecuente pérdida de agua y sales esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

La respuesta al calor depende de la capacidad de adaptación de cada persona y los efectos graves pueden aparecer repentinamente, por lo cual es muy importante estar atentos a las alertas y recomendaciones de las autoridades locales.

Atentos a los síntomas

Desde la Secretaría de Salud de Posadas explicaron que el agotamiento por altas temperaturas es el estadio previo al golpe de calor, se puede reconocer por una sudoración excesiva, como también por la sed intensa o sequedad de las mucosas, calambres musculares, debilidad y cansancio. Los dolores en la zona abdominal y la falta de apetito son otros de los síntomas que hay que tener en cuenta, como las náuseas, vómitos o dolores de cabeza.

En el caso de los bebés, se puede detectar por la piel muy irritada o sudor abundante en el cuello, las axilas y el pecho. También se puede evidenciar por la piel pálida y fresca o la irritabilidad plasmada en el llanto incontrolable.

Cuando se da un cuadro de golpe de calor se puede observar la piel roja, caliente y seca. Por otro lado, la respiración y la frecuencia cardíaca se aceleran. También se puede observar un dolor de cabeza intenso, sensación de mareo, náuseas, vómitos.

Cómo prevenir y qué hacer

Por ello, para evitar el golpe de calor la Secretaría de Salud indica que es indispensable cuidar la alimentación y la hidratación. En el caso de los lactantes se aconseja amamantar con mayor frecuencia y en el caso de los niños pequeños y los adultos mayores, hay que ofrecer constantemente agua potable, o jugos naturales.

En tanto, se desaconseja la ingesta de gaseosas, bebidas con cafeína o alto contenido en azúcares. Tampoco se aconsejan las comidas con alto valor calórico. El consumo de bebidas alcohólicas también está desaconsejado. Otra acción que hay que evitar es dejar a los niños en habitáculos sin ventilación, como por ejemplo el interior de un auto.

Ante la situación de un golpe de calor, a la persona se la debe en un sitio fresco, a la sombra y bien ventilado, así como también, quitarle la ropa que no necesite y aflojar la que le oprime. También puede ayudar colocar compresas de agua fría en la cabeza, la cara, el cuello, la nuca y el pecho, e ir cambiándolas a medida que se calienten.

En caso de que esté consciente, se le deben ofrecer líquidos como agua segura, de rehidratación oral o bebidas isotónicas.

Es importante

– Informarse sobre alertas y predicciones meteorológicas.

– Evitar exponerse al sol durante las horas de mayor calor.

– No dejar niños o ancianos desatendidos en vehículos estacionados.

– Evitar hacer ejercicios o actividades intensas al aire libre sin protección.

– Consumir agua cada 2 horas, aún sin tener sed.

– Tomar duchas o baños fríos en sitios seguros (evitando corrientes de agua fuertes).

– Mantener la vivienda fresca cubriendo las ventanas durante el día y usando aire acondicionado o ventilador en las horas de más calor.

– Si tiene enfermedades crónicas y usa medicamentos, consulte con su médico.

Por ello, ante las altas temperaturas anunciadas para los próximos días y el intenso calor que representa esta época del año se insiste en que se implementen estas medidas de precaución para evitar descompensaciones.

Más info que te puede interesar:

El Gobierno nacional realizó una reunión para dar respuesta a la ola de calor que se extenderá en casi todo el país

El jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, y el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, encabezaron un encuentro con las áreas de Gobierno y organismos involucrados en la gestión integral del riesgo, para coordinar una respuesta a la ola de calor pronosticada para esta semana en gran parte del territorio nacional.

Se prevé que las altas temperaturas previstas para los próximos días tendrán impacto en la provisión de energía y agua, de acuerdo a los escenarios de riesgo analizados por el Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR).

“Esta es una reunión de coordinación convocada a pedido del Presidente, que involucra a todas las áreas y organismos del Estado nacional a fin de articular con cada uno de los referentes locales la respuesta a los problemas que seguramente van a surgir y para que los responsables estén trabajando las 24 horas”, indicó Manzur durante el encuentro.

El ministro coordinador, que mostró los escenarios de riesgo proyectados por la SINAGIR para esta semana, hizo hincapié en la necesidad de supervisar “el normal funcionamiento de los equipos de soporte de área complejas como unidades de terapia intensiva, centros de diálisis y las neonatologías, entre otros, para el cuidado de la población más vulnerable, así como los grupos electrógenos de los geriátricos y de los lugares donde funcionen bombas para provisión de agua”, detalló.

Manzur señaló que “ante esta situación excepcional que comenzamos a transitar desde esta mañana estamos en contacto con gobernadores e intendentes que tienen sus equipos disponibles para sumar esfuerzos y responder ante situaciones difíciles”.

En tanto, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, señaló que “hemos analizado con la Directora del Servicio Meteorológico un mapa de cómo se va a comportar el clima, que inexorablemente va a tener un impacto”, y describió que hay un récord de consumo generado por la producción y es inevitable que suceda, por eso, se están tomando medidas que requieren el acompañamiento de la sociedad como el uso racional de la energía y el agua.

Durante la reunión, los funcionarios junto a los equipos técnicos repasaron los focos que generan riesgos y que pueden tener un impacto negativo sobre la calidad de vida de la población en las distintas regiones del país, como son el cambio climático, bajantes de ríos, sequías continuas e incendios.

También participaron de la reunión el vicejefe de Gabinete de Ministros, Jorge Neme;

la secretaria de Medios y Comunicación Pública de la Nación, Valeria Zapesochny; la secretaria de Articulación Federal de la Seguridad, Silvia La Ruffa; y el secretario de Control y Monitoreo Ambiental del Ministerio de Ambiente y Desarrollo  Sustentable, Sergio Federovisky.

Además de la directora de Planeamiento para la Asistencia en Emergencias del Ministerio de Defensa, Alejandra Bonade; la directora Nacional de Pronósticos y Servicios para la Sociedad, del Servicio Meteorológico Nacional, Claudia Campetella; la interventora del ENRE, Soledad Manin; la presidenta de la Comisión Cascos Blancos, Sabina Frederic; e integrantes de los ministerios del Interior; Transporte; Agricultura, Ganadería y Pesca; Desarrollo Social; y de Salud.

¡Compartí esta nota!

¡Comentá la nota!

Seguinos en @dossierprisma