El mundo virtual 5G a un clic

El mundo virtual 5G a un clic

Ya se está volviendo tradición, que el escritor paraguayo Marcos Ibañez nos sorprenda con sus escritos, por eso te dejamos uno nuevo:
“Desperté de la pesadilla de la pandemia del coronavirus, parecía un náufrago perdido del tsunami de la peste, un sobreviviente que recupera la conciencia del tiempo, luego del largo encierro en mi hogar, que se convirtió en una isla virtual.  Nunca imaginé que el universo se paralizaría frente a un virus. Miré el calendario que decía año 2020 -siglo XXI. Las risas, los festejos, abrazos, desaparecieron como fuegos artificiales al despedir el 2019.  Nadie se imaginó que tocaría a nuestra puerta el año de la peste.
Salí a la calle, no podía reconocer el vecindario, la ciudad donde nací y crecí sintiéndolo próximo, parte de mi vida, pero el mundo tal como lo conocía ya no existía. Extraño los saludos con apretones de manos, los abrazos, y besos, que ahora estaban prohibidos, porque contagian de amor a la humanidad. En su lugar había otro mundo, infectado del virus del individualismo, donde las personas guardan una fría distancia social, como si fueran robots, parecidos a los miles de amigos virtuales de las redes sociales, pero en la vida real cruzaban ante mí como extraños, pese a que el coronavirus iba disminuyendo, pero seguían infectados del peor virus, el miedo.
Cubrí mi rostro con el barbijo, el pelo largo despeinado me hacía lucir como miembro de alguna banda de asalta bancos, o un ex prisionero. Fue como resucitar a un siglo futuro, me mantuve conectado con el mundo exterior durante la cuarentena a través del celular, la computadora, asistiendo a video conferencias y el uso de la plataforma zoom me sirvió para organizar el encuentro grupal. Mi nuevo universo tuvo un giro inesperado, de las relaciones interpersonales a lo virtual.
¡Bienvenidos al nuevo mundo digital 5G!
El mundo a un clic, al pulsar el botón o la tecla. Soy un navegante que descubre en su viaje el planeta virtual. En las calles los autos se desplazan sin conductor y los robots trabajan en red en diversas actividades que antes hacían los humanos, ingresamos en la nueva era tecnológica de la realidad virtual, de comunicación globalizada que echó por tierra las fronteras físicas y culturales, con sus ciudades inteligentes, medios de transporte más seguros. Parece una película de ciencia ficción en plena pandemia, pero es el mundo digital futuro en el presente.  Maravillado pregunté qué tecnología usaban y me miraron extrañados, como si me hubiera quedado prisionero del pasado en cuanto a avances tecnológicos. ¡Bienvenido al mundo virtual 5G!, decía un robot que desinfectaba lugares públicos, manejado por control remoto para prevenir el rebrote de la pandemia.
Gracias a unos anteojos de realidad virtual, el telespectador asiste a un partido de fútbol desde su casa como si estuviera en la cancha, sin necesidad de mirar un televisor. Los robots son capaces de hacer cirugías del corazón bajo control remoto, aún a kilómetros de distancia.  Los campos se sembraban no solo de trigo, sino de pequeños chips que controlan todas las faenas, desde el riego a la recolección con tractores automatizados.
La nueva tecnología ultra rápida permite que el teléfono móvil se conecte a mayor velocidad que el ordenador de casa, 10 veces más rápido que con 4G, descargar una película, música, videos, en segundos, ver la televisión en cualquier lugar o visitar otro país desde el salón gracias a la realidad virtual. Las fábricas son inteligentes con la automatización de los procesos, pero sustituyen al trabajador.
La guerra fría tecnológica
La revolución tecnológica del 5G llegó de oriente y hace estallar la guerra fría entre Estados Unidos y China (occidente va perdiendo la batalla), informan varios medios de comunicación en el mundo. Las tapas de los diarios se hacen eco del inicio de un nuevo orden mundial tecnológico liderado por el gigante asiático. “La carrera por el 5G es una carrera que EEUU tiene que ganar”, ha señalado Trump. Concibe este tema como un asunto de seguridad nacional. Todo indica que Trump no sólo perdió la batalla, sino la guerra contra China, sin que este país dispare un solo misil.
Las guerras de este siglo no son convencionales, sino tecnológicas, mediáticas, comerciales y políticas. Durante la pandemia en China se logra controlar el coronavirus con el uso de las nuevas tecnologías. No se trata sólo de una guerra sanitaria, comercial o tecnológica.
La Guerra Fría del siglo XXI está marcada por el control de la tecnología 5G, la quinta generación de banda ancha que permitirá una interconexión entre máquinas y personas como nunca antes se vio en la Historia de la humanidad. Estados Unidos y China se enfrentan en esta cuarta revolución industrial que determinará la nueva potencia mundial de las próximas décadas.
Trump busca crear un enemigo real o imaginario para su guerra electoral. Una confrontación con China le suma puntos a nivel interno, pero le resta fuerzas y competitividad en el comercio, porque las empresas de su país necesitan de esta nueva tecnología para operar. Y la tecnología la tiene la empresa Huawei, de China. Mientras EEUU acusa a Huawei de ser un agente de espionaje del gobierno chino, Washington ha utilizado grandes empresas tecnológicas estadounidenses –entre ellas Apple, Google y Yahoo– durante años para acceder a sus sistemas y poner en marcha programas de espionaje, tal y como salió a la luz tras las filtraciones de Edward Snowden, ex analista en la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA).
El avión chino con la tecnología 5G despegó mucho antes que Estados Unidos y Europa, que lo siguen en carreta. El liderazgo tecnológico de las redes 5G es de la empresa china Huawei. “Fuimos los primeros a nivel mundial, en la primera mitad de 2018, en poner a disposición de nuestros clientes una red 5G completa extremo a extremo. Eso nos permite liderar el volumen de suministro de estaciones base 5G”.
Pienso en una parte de la población del planeta que amanece y anochece con hambre, sumida en la pobreza, excluida del desarrollo tecnológico, ellos formarán parte de los millones de analfabetos digitales de la periferia del mundo, que no podrán entrar en este universo virtual y quedarán fuera del sistema global digital. Son los sobrevivientes del capitalismo, los desechables del mercado. Si antes les costaba llevar a sus hijos a las aulas presenciales, ahora les resulta más difícil a los trabajadores pobres hacer que sus hijos participen de las aulas virtuales, al no tener acceso a internet.
Mitos y verdades sobre la tecnología 5G
La pandemia de las “fake news”
Seguí navegando y explorando el universo digital desconocido que se abría a mis ojos. La tecnología 5G está en boca de todos. La pandemia de las “fake news” alimenta el miedo en el mundo sobre la tecnología 5G, hay Gobiernos que aceleran su instalación y otros que rechazan, personas que hacen circular mitos de que sus ondas irradian, a través de sus antenas el cáncer, curas que advierten que el 5G viene del mal, o que la tecnología se usará para espiar a los ciudadanos. ¿Pero cuál es la verdad?  Conoce los mitos y verdades sobre la tecnología 5G.
¿Qué es la tecnología 5G?
El 5G es la nueva tecnología móvil que aumentará la velocidad de conexión, reducirá al mínimo la latencia (el tiempo de respuesta de la web) y multiplicará exponencialmente el número de dispositivos conectados. En otras palabras: estaremos conectados a todo, todo el día, y en el menor tiempo posible. En Wuhan, China, esta tecnología sirvió a la medicina moderna para salvar miles de vidas.  También, otros países de Europa están implementando esta herramienta tecnológica en sus servicios de emergencia sanitaria para combatir el coronavirus.
La firma de tecnología y telecomunicaciones ZTE desarrolló junto a la operadora Sichuan Branch, una compañía de China Telecom, el primer diagnóstico remoto con la tecnología móvil 5G del nuevo tipo de neumonía causado por el coronavirus.
¿Es peligroso el 5G?
“Los estudios realizados hasta la fecha no indican que la exposición ambiental a los campos de RF (radiofrecuencia) aumente el riesgo de cáncer o de cualquier otra enfermedad”, afirma la OMS.
De momento, con los estudios científicos en la mano, parece que el 5G traerá más beneficios que problemas, según el National Geographic.
Es un paso considerado histórico para la humanidad, una verdadera revolución tecnológica, que posibilitará el uso de la inteligencia artificial, para lograr una comunicación instantánea entre máquinas y seres humanos en la búsqueda del desarrollo. Esta nueva tecnología ya está entre nosotros y formará parte de nuestra vida cotidiana, quiera o no Trump, o los grupos fundamentalistas, que se oponen sin razón científica a las nuevas tecnologías. El 5G está comenzando a estar presente en países como China, Inglaterra, Corea del Sur, Alemania, Rusia, Estados Unidos, España, Italia, Irlanda, Australia.
En América Latina, Uruguay es el primer país en contar con la tecnología 5G, desde abril de 2019 por medio de la empresa Antel y con el soporte de Nokia, en las ciudades de Maldonado y Nueva Palmira. Otros países como Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y Perú están realizando pruebas con tecnología 5G desde el 2016, en las que participan operadores de telefonías móviles locales, con el objetivo de brindar el servicio a los usuarios desde este 2020 y 2023.
Queman antenas 5G en Reino Unido y Holanda porque dicen que “propagan el Coronavirus”
En Inglaterra un grupo de activistas que se convocaron a través de las redes sociales y con apoyo de los llamados Influencers quemaron antenas de la nueva tecnología 5G. Se produjo cuatro ataques en tan solo 24 horas contra estaciones de telefonía 5G del Reino Unido. Al parecer, el origen de todo esto podría ser un grupo de Facebook que empezó a apuntar a las antenas 5G como causantes del coronavirus, porque Wuhan, el epicentro de la epidemia Covid-19, era la primera ciudad 5G del mundo.
Reuters consultó a destacados científicos sobre los peligros a la salud de la tecnología 5G.  “Eric van Rongen, presidente de La Comisión Internacional sobre Protección Frente a Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP, por su sigla en inglés), dijo en un video que no hay evidencia de que los campos electromagnéticos causen efectos en la salud como el cáncer, la electro hipersensibilidad, la infertilidad o alguna otra cosa”.
Marvin C. Ziskin, profesor emérito de Radiología y Física Médica, dijo que no hay fundamentos para esperar que la red 5G provoque condiciones adversas de salud, siempre y cuando se respeten los límites de exposición.
China controla la mayoría de las patentes de la tecnología 5G
De acuerdo con datos de la consultora alemana IPlytics, Huawei, China, tiene más patentes de 5G que cualquier otra empresa en el mundo (en abril abarcaba más del 15% del total). Ha desarrollado patentes, llevado a cabo pruebas, completado la primera llamada 5G del mundo (en febrero del año pasado, con ayuda de Vodafone), lanzado el primer chip integral para estaciones-base 5G (las instalaciones que permiten su comunicación) y creado un terminal que lo soporta (fuente BBC).
Las empresas chinas siguen a la cabeza con cerca del 34% de las patentes, seguidas por Corea del Sur (24%), muy atrás van Estados Unidos y Finlandia, con un 14% cada uno (fuente BBC).
El navegante virtual
En mi viaje hice la vuelta al mundo virtual y descubrí otro universo en pleno siglo XXI. Navegué en un océano de nuevos conocimientos científicos y tecnológicos. En medio del coronavirus se aceleró el despegue de la pandemia digital 5G en el mundo. Es un salto tecnológico que da la humanidad a otra era. Es una nueva revolución industrial y comunicacional, que trae consigo un giro en la geopolítica mundial. Este escenario podría poner fin a la hegemonía de Estados Unidos y la Unión Europea. Esta época de grandes cambios tecnológicos, económicos, políticos y comunicacionales, climáticos, definirá la nueva potencia mundial y marcará el futuro de la civilización, por una nueva escalada en la guerra fría entre Estados Unidos y China.”
Marcos lbáñez, escritor paraguayo
Colaboración: Marcos Ernesto Ibáñez
Fuente:
¡Compartí esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 60
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    60
    Shares

¡Comentá la nota!