El autoestima en tiempos de pandemia

El autoestima en tiempos de pandemia

La autoestima es el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos, juicios y afectos sobre nosotros mismos. Es lo que yo pienso y siento sobre mí. La satisfacción de cada uno respecto de sí mismo. El refuerzo positivo o negativo con el que hayamos contado desde los primeros pasos de nuestra vida va a ser fundamental para nuestra seguridad emocional en el futuro. La baja estima ataca aquello que más valoramos. Si valoramos la inteligencia, la baja estima pondrá en tela de juicio nuestra capacidad intelectual, si apreciamos la belleza no podremos mirarnos al espejo sin ver nuestras imperfecciones… Los aplausos son agradables y la aprobación es una experiencia satisfactoria. Lo que buscas es la inmunidad ante el dolor cuando no logras los aplausos que buscas. Este aislamiento social tiene efecto en las personas ocasionando sentimientos negativos; alteración del peso debido a la alimentación y el uso excesivo de las redes sociales que nos llevan a la comparación, atacando así nuestra autoestima. Es importante recordar que esta alteración de sentimientos es común que suceda en este periodo tan difícil que estamos viviendo actualmente. Por este motivo no hay nada anormal en sentirse angustiado, pero el exceso de comparación puede ser perjudicial para la salud mental en cualquier momento de la vida. Es por eso, que cultivar una buena relación con nosotros mismos es una manera de buscar equilibrio interior cuando no hay nada que podamos hacer para parar esta crisis externa que es mundial. En un primer momento, es importante reconocer cuales son nuestros límites y percibir lo que podemos hacer, a pesar de sentir lo que estamos sintiendo. Recordar que todo esto va a pasar es el primer paso. Además, debido a los cambios cotidianos, es necesario readecuar nuestra agenda de actividades que eran presenciales para las actividades en casa; como muchos ya lo han hecho, siendo el trabajo, las actividades físicas , los estudios y las relaciones con personas que amamos incluso para mantener el contacto con video llamadas. Es decir, aún es posible sustituir la mayoría de las actividades que ya pertenecían a nuestra rutina y que nos hacían sentir útil. Si te centras en las cosas buenas que haces y en tus grandes cualidades, aprenderás a amarte y a aceptarte a ti mismo. Ingredientes principales para una sólida autoestima! Incluso si aún puedes mejorar (y ¿quién no?), tu autoestima brillará cuando te des cuenta de que eres una persona valiosa e importante. Y como dice un proverbio: “El corazón alegre hermosea el rostro”. Que todo lo que entre en tu corazón y pensamientos, sea positivo y te haga sentir una persona valiosa y con propósito.
Lic. Belén Zagert
RIE (Red de Inteligencia Emocional) Posadas

¡Comentá la nota!

Seguinos en @dossierprisma