“La primera infancia tiene que estar en estado de ternura”

“La primera infancia tiene que estar en estado de ternura”

(Por Laura Montenegro)

Para los que amamos desde siempre ver a las infancias felices, jugando, riendo, cantando, bailando, poder disfrutar de un Primer Festival Iberoamericano de Artes Escénicas para Primeras Infancias”, es un verdadero placer. Nos emocionamos, lloramos, nos volvemos peques otra vez.

Te traemos unas palabras de Gricelda Rinaldi, Nora Lía Sormani y Rodrigo Ures, los referentes y organizadores de este bello evento que se realizó, en gran parte en el hermoso Parque del Conocimiento, uno de los lugares más hermosos de nuestra provincia:

P: Gricelda contanos sobre este evento ¿Cómo lo viviste?

GR: “Fue un festival de cuatro días, que convocó a muchísima gente para algo que es nuevo en esta región y el segundo del país: “Cómo pensar en artes escénicas para primeras infancias”. Estamos sorprendidos y felices de la convocatoria, tanto de los medios que se hicieron eco de este evento todos los días, como de los adultos que acompañaron este festival. Porque si hablamos de infancia siempre necesitamos del adulto, pero si hablamos de primera infancia, imagínate lo que para nosotros significa que el papá y la mamá apuesten a este tipo de propuestas artísticas que los involucra desde el cuerpo, la emoción, así es que todas las funciones estuvieron llenas de gente, en todas hubo el aplauso, la belleza, la poesía. Fue un éxito en la convocatoria, en la calidad artística. Queremos hacer de este festival un festival itinerante en toda la Argentina. Esta vez se hizo acá, quizás alguna vez lo volvamos a hacer acá, pero nuestra idea es hacerlo itinerante porque lo que queremos es ponerlo en valor; ese dueto que es las artes escénicas y las infancias. Lo fundacional que implica enlazar estas dos partes que hace que pensemos una sociedad diferente para nuestras infancias.

P: Se vive con mucha emotividad…

GR: “Mucha emoción porque bueno, kunumi que significa ternurita en guaraní, apela a eso, a que la primera infancia más que ninguna otra infancia, tiene que estar en estado de ternura y lamentablemente vivimos en un mundo en el que estamos lejos de ese ideal. Y una de las formas de “ternurar” (como ahora se usa decir “maternar o paternar”), es acercar producciones de altísima calidad y sobre todo cuando hablamos de niños y niñas en estado de vulnerabilidad, apostamos aún más a la belleza, porque para muchos niños y niñas, lo público es lo único que tienen y por eso justamente, las políticas públicas tienen que hacerse eco de poder propiciar estos espacios. No para el día del niño, no para las vacaciones de julio, sino ¡siempre! Para crear espectadores y espectadoras, niños y niñas con capacidad de imaginar, de crear mundos posibles. Creo, como dice Graciela Montes, son “grandes ocasiones” que si un niño o una niña no lo tienen estamos en problemas.

P: Lo artístico, tan importante, la literatura infantil…Vemos con tristeza y preocupación, que se sugiere mucho la biblioteca digital donde lxs chicxs ni siquiera están con acceso a los libros físicos, en contacto con ellos…(Desde Prisma nos preguntamos ¿No se promueve más la lectura en las casas y las escuelas?)

GR: “Totalmente. El objeto libro, el olor a libro, el adulto leyendo desde el afecto. Porque leerle un cuento a un niño es un acto afectivo. El acompañamiento, las artes escénicas abrevan en la literatura, también son literatura, aun cuando algunas propuestas no tienen la palabra, la literatura va por otra parte, por la escenografía, la música, los gestos, entonces creo que, si nosotros dejamos a los niños y niñas sin la posibilidad de estos espacios y solo estamos bregando por la informática, por lo digital, que, de ninguna manera desechemos eso, pero estamos en problema si eso existe cada vez más y lo otro no existe. Tenemos en este momento investigaciones de psicomotricistas, de sociólogos, de pedagogos que ya hablan de lo traumático que es para la primera infancia estar todo el tiempo vinculándose con pantallas. Y no vinculándose con rostros, con gestos, con caricias, con la voz, con la palabra. La palabra adicción, significa “lo no dicho” vaya si nuestros niños y niñas no se están quedando sin relato, por culpa de tanta cibernética, de tanta digitalización. Y creo que son las políticas públicas las que deben tener un llamado de atención con esto ¿no? Que creo que no estamos siendo conscientes, aun con todo lo que se está estudiando, de lo que estamos pasando. Yo veo niños de 7 meses, o 10 meses, o 1 año, sentados a una mesa en un restaurante, todo el mundo conversando y ese niño, para que no moleste, pasando el dedo en una pantalla.

Daniel Calmels, psicomotricista argentino, que en la clínica (todos sus escritos tienen que ver con lo que ve en la clínica) habla de que tenemos niños en las primeras infancias donde ya no tienen ni la lectura del rostro maternal, o paternal, que no tienen palabras, no tienen juegos, que es lo que los constituye como sujetos. Entonces es tremendo lo que está pasando y me parece que no hay conciencia de eso todavía.

*Tal cual. Para reflexionar. Y actuar en consecuencia.

Además, como Prisma, participamos de uno de los talleres que ofrecía este hermoso festival. Uno de los talleres, que todos los que trabajamos con infancias, niñez, adolescencia tendríamos que tomar: sobre Graciela Montes “Palabra Redonda”, donde se presenta un libro en homenaje a esta autora, que consta de ocho conferencias inéditas y en el que se respetan las palabras de la autora.

Nos pusimos a recordar sus libros, sus lecturas, anécdotas, jugamos, nos emocionamos y divertimos. Recomendable para todo público. No dejemos de leer, de estudiar, de aprender.

 

P: Le preguntamos a Rodrigo Ures. ¿Por qué hay que leer a Graciela Montes?

RU: “Hay que leer a Graciela Montes porque abrió caminos, fue pionera, porque combina de una manera exquisita el tema de la ética y la estética, porque defiende los derechos humanos y porque pone a los niños en el lugar de niños con mucho respeto y porque trabaja el concepto de infancias desde antes que se popularizara este concepto, esta idea.”

P: ¿Cuáles son los libros de ella que más te gustan?

RU: “Desde la emoción, desde lo personal creo que la pequeña enciclopedia, “La gran enciclopedia de los pequeños”, en “El país de las letras” de Editorial Sigmar, es una invitación a jugar, muy hermosa. Y después “Casiperro del hambre” es sin lugar a dudas, porque invita a los chicos con este estilo de libro, primero a la historia que es espectacular, pero también la estética del libro los invita a jugar a que son lectores grandes ¿no? A leer una novela el blanco que aparece en las hojas, las ilustraciones, que están por afuera de lo tradicional, por ahí me quedo. Y también Irulana y el Ogronte si lugar a dudas y también, pará, pará pará: Nicolodo y toda la serie es increíble. Bueno viste es muy difícil elegir, (risas) pero son todos recomendables.”

 

P: Y ya queremos tener el libro en nuestras manos…Contanos Nora Lía un poco más:

NLS: “Tenemos la suerte de que cuando fundamos Kunumí, Graciela Montes fue una de nuestras madrinas, pero no solamente quiso decir unas palabras como le hemos pedido, sino que nos quiso donar las conferencias escritas originalmente por ella donde están todos sus pensamientos, sobre todo en la literatura para niños y niñas donde ella fue una precursora. Entonces nos regaló ocho ensayos, ocho escritos, donde ella pone lo mejor de su pensamiento: el juego, la literatura, el espacio poético, la no pedagogía, no colonizar a los niños, trabajar con la palabra creativa, todo eso está en este libro que se llama “Palabra redonda”, escrita sobre arte e infancias.

P: ¿Cuándo saldría este libro?

NLS: “El libro sale el 10 de junio, va a ser especialmente donado a distintas instituciones para que llegue en forma gratuita a los alumnos, los investigadores y todos los lectores que quieran recordar estos textos tal cual como fueron dichos. Es decir, al lector le van a resonar las palabras de Graciela. Eso es una manera de hacer rodar esto, redondo: la palabra, la voz, el pensamiento, y el sentimiento de Graciela Montes.”

*Qué hermoso todo!

También les dejamos unas fotos de lo que fue el maravilloso cierre con nuestrxs queridxs amigxs de “Giranda” que causó un “pogo infantil” con niñxs subidos al escenario: cantaban, jugaban, reían, aplaudían y contagiaban a sus padres. ¡Nos dio tanta ternurita!

¡Larga vida a Kunumi! (Nos sumamos a los deseos de la madrina Michele Petit.)

Podés ver más del evento en

https://www.facebook.com/infanciaparquedelconocimiento/

¡Compartí esta nota!

¡Comentá la nota!

Seguinos en @dossierprisma