¿Hoy niño, mañana adulto?

¿Hoy niño, mañana adulto?

“Nacemos, por decirlo así, en dos veces: una para existir, y la otra, para vivir”
(Rousseau)
¡Hoy niño, mañana adulto?
Esta pregunta que muchas veces se escucha, como duda, como, duelo, como nostalgia.
Este intermedio tan complejo, esta etapa de la vida que todos atravesamos, cada uno en su singularidad y que conocemos como Adolescencia y nos preguntamos ¿Qué significa ser adolescentes hoy? ¿Por qué se dice que el adolescente adolece?
Estos cambios suceden por el atravesamiento de diversos duelos, entendiendo a los duelos como la pérdida de un objeto amado y el renunciamiento al mismo.
La autora Arminda Aberastury los denomina como “los duelos normales de la adolescencia” estos son:
El duelo por el cuerpo infantil, el cuerpo pasa de ser un terreno conocido, confiable, cercano y de repente comienza a cambiar y el adolescente sufre estos cambios de manera pasiva, el cuerpo se convierte en incierto y ajeno en muchas ocasiones generando un fenómeno de despersonalización.
-Por otro lado encontramos los duelos por el rol y la personalidad infantil, perder su rol infantil lo obliga a renunciar a la dependencia y a aceptar responsabilidades. La pérdida de la identidad infantil, debe reemplazarse por una identidad adulta, en ese transcurso surgirá la angustia, que supone la falta de una identidad clara.
-Y por último el duelo por los padres de la infancia, el adolescente renuncia a la protección de sus padres, a sus figuras ilusorias e idealizadas y aceptan sus debilidades y su envejecimiento.
Estos cambios adquieren relevancia ya que el adolescente inicia un proceso hacia la adultez, construyendo su personalidad y lo que forma parte del proyecto vital.
El proceso de personalización implicar ir convirtiéndose en un sujeto, un ser autónomo y responsable sobre sus acciones y comportamientos.
Se encuentra en una encrucijada donde es optar por un camino y no por otro, posibilitando la existencia de que cierto mundo aparece y otro se inhibe.
Ante esta situación el adolescente debe “ser consciente de” optar el camino profesional u ocupacional que mejor responda a su escala de preferencias, valoraciones y adaptación a las posibilidades que el medio ofrece.
(Lic en psicología Mariana López. Instituto RIE)
Referencias Bibliográficas:
Aberasrury , A; Knobel, M. Edit. Paidós Educador. “La adolescencia normal. Un enfoque psicoanalítico”.
¡Compartí esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 35
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    35
    Shares

¡Comentá la nota!

Seguinos en @dossierprisma